CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 24 de julio de 2017

HELADO DE PLÁTANO Y CHOCOLATE


Hace unas semanas se estrenó en todos los cines Españoles la película de Mi Villano Favorito 3 y como le prometí  a mi hijo unos meses atrás que en cuanto la estrenasen iríamos a verla, nada más verla en cartelera, al cine que nos fuimos.
Estando en la cola para coger unas palomitas y alguna cosilla más, no me pude resistir en cogerle este cubo metálico super molón que por cierto iba con un también vaso molón. A lo que iba, estando en la cola para entrar en la sala, ya con nuestras palomitas, me vino a la cabeza la palabra BA-NA-NA!! (jajajajaja) No os pasa que cuando veis un minion os viene esa palabra a la cabeza, a mi me pasa siempre.

Aunque en casa somos más de plátanos que de bananas (supongo que nos gusta más el sabor y porque nos tira el producto más cercano).

Nada más llegar a casa despúes del frió en mayúsculas que pasemos en el cine (Consejo: si vais al cine en verano llevaros pantalón largo y una chaquetilla) me entraron unas ganas tremendas de comer chocolate y como aún tenia la gracieta de la palabra BANANAAAA!!! me vino a la cabeza esta receta. Así que cogí mi libreta donde apunto las cosas que se me ocurren, recetas que me gustaria preparar, etc y apunté que sabores predominarían, en que tipo de formato y algo fundamental que no llevase azúcares refinados.
Y finalmente entre diferentes experimentos, fallos y aciertos acabó saliendo esta sencilla receta de helado que se prepara en 3 minutos. Pero lo más importante es que esta de muerteeeeee  (modo babeo como Homer Simpson)

Ahora que os he dejado con todaaaa el ansia viva, os dejo con la lista de ingredientes y la preparación.


Ingredientes

250 ml de nata para montar con el 35,1% de M.G
2 plátanos maduros
2 cucharadas de cacao en polvo ( yo utilicé mi favorito el de la marca Hershey, aunque también sale rico con el Valor)
2 cucharadas de sirope de agave
3 cucharadas de miel
1 plátano a rodajitas para decorar (opcional)

Preparación

En un vaso batidor o una batidora eléctrica pondremos todos los ingredientes menos el plátano a rodajas y trituraremos todos los ingredientes un par de minutos a máxima velocidad.
Vertemos la mezcla en un recipiente hermético, ponemos rodajas de plátano y lo llevamos al congelador. Pasadas 3 horas sacamos el recipiente del congelador y con unas varillas removemos la mezcla unos segundos (esto sirve para que no se cristalice el helado), volvemos a llevar al congelador unas 3 horas más y volvemos a repetir el paso anterior.
Llevamos nuevamente el recipiente al congelador y lo dejamos en él hasta el día siguiente.

Si tenéis una heladera, os podéis saltar los pasos del congelador y simplemente mantecar la mezcla en ella.


Espero que os guste esta receta y nos vemos la semana que viene con otra nueva receta que también será fresquita.
Besossss precios@s.

lunes, 17 de julio de 2017

POSTRE EN VASO (Bizcocho, Caramelo, Mousse y Mango)


Buenos días!!! Hoy os traigo una receta bastante laboriosa pero está tan, tan extremadamente rica, que os la tenia que compartir sí o sí.
Sé que a la mayoría os gustan más las recetas sencillas y rápidas, pero también me gusta compartiros de vez en cuando recetas más elaboradas y con una pequeña dificultad. Este tipo de recetas son muy resultonas para momentos de celebraciones, comidas especiales, en esos momentos que queremos sorprender a nuestros invitados en el momento de los postres.

La combinación de sabores queda genial (y eso que tenia mis dudas antes de preparar la receta) pero os recomiendo que no hagáis el postre en vasos muy grandes, ya que si lo hacéis en gran cantidad puede llegar a ser empalagoso (a menos que seas unos golosos). Yo los hice en tamaño de yogur normal, creo que son de unos 125 ml pero no estoy segura.

No os cuento mucho más de la receta, ya que como podéis comprobar entra por los ojos. Al final del post os dejo consejos sobre la receta, también tenéis enlazada la receta del bizcocho para que la hagáis y al final también tenéis la vídeo receta con el paso a paso.

Os dejo con la lista de ingredientes ( que es bastante larga) y con la locura de fotos (lo digo por la cantidad y eso que he sido comedida) que hice del postre.





Ingredientes

·1 mango

·2 trozos del bizcocho vegano de jengibre

·Mousse de vainilla
200 g de queso mascarpone
200 ml de nata para montar del 35,1% M.G
100 g de azúcar glas
1 cucharadita de extracto de vainilla

·Caramelo
75 g de azúcar glas
75 g de azúcar moreno
75 ml de nata para montar del 35,1% M.G
75 g de mantequilla
3 cucharadas de agua


Preparación

El día antes preparamos el bizcocho para utilizarlo como base, os enlazo la entrada (clica encima)
Cortamos el mango por la mitad y lo pelamos. Ponemos toda la pulpa del mango en un baso de batidora y trituramos bién. Cuando tengamos todo el mango hecho puré, pasamos dicho puré por un tamizador  y lo reservamos para más adelante.

Ahora prepararemos la mousse.
En un bol pondremos el queso mascarpone, 50 g de azúcar glas y junto con la vainilla, batiremos unos minutos hasta que el queso esté cremoso.
Por otro lado montaremos la nata con los otros 50 g de azúcar, hasta que tengamos una nata firme.
En el bol donde tenemos la mezcla del queso pondremos un par de cucharadas de nata y mezclaremos con movimientos envolventes. Iremos añadiendo poco a poco más nata realizando movimientos envolventes, vigilando de que la mezcla quede esponjosa y con textura de mousse.
Llevamos la mousse a la nevera mientras que preparamos el caramelo.

Este es momento de preparar el caramelo.
En un cazo ponemos el azúcar glas con las tres cucharadas de agua, dejamos en el fuego hasta que empiece a hervir.
Dejamos que hierva, sin remover, hasta que empiece a ponerse de un color ámbar. Esto tardará unos 8 minutos.
Retiramos el cazo del fuego y añadimos el azúcar moreno, la mantequilla y la nata. Removemos rápido, la mezcla se llenará de grumos. Llevamos al fuego nuevamente el cazo y removemos hasta obtener una salsa espesa, suave y cremosa.
Dejamos que enfrié.



Montaje

Prepararemos nuestros vasos para preparar nuestro postre, necesitaremos unos 6 vasos.
Desmigaremos el bizcocho y reservaremos.
Ponemos la mousse en una manga pastelera para facilitarnos el llenado de los vasos. Hacemos lo mismo con el caramelo ya frió.

Empezamos poniendo en el fondo del vaso el bizcocho desmigado, luego ponemos un poco de caramelo, seguimos rellenamos con la mousse y encima de la mousse ponemos el puré de mango.
Seguimos haciendo estos pasos hasta llegar al final del vaso. (bizcocho-caramelo-mousse-mango)
Decoramos nuestros vasitos con arándanos, caramelo o chocolate. Esto os lo dejo a vuestro gusto.

Refrigeramos nuestros vasos un mínimo de 2 horas o hasta el momento de consumir.


 Consejos:
· Podéis preparar las diferentes recetas el día antes y al día siguiente hacer el montaje en el vaso.
· Podéis sustituir el azúcar glas del caramelo por azúcar blanco, pero para acortar tiempo he utilizado el azúcar glas.
· Se puede utilizar un estabilizante para la nata, en ningun caso utilicéis gelatina .
· Los vasos que utilicé eran de una capacidad de unos 200/250 ml.
· Si no os gusta el mango podéis sustituirlo por puré de otra fruta (melocotón, fresas, cerezas) pero sin añadir azúcar.
· Podéis sustituir el bizcocho con la típica base que se utiliza para los cheesecake (galletas trituradas con mantequilla derretida) pero con este bizcocho le da un toque fabuloso a la receta.



Aquí os comparto el vídeo con esta receta. También tenéis el vídeo de la receta del bizcocho vegano de jengibre y muchas más recetas en mi canal de YouTube.


Besossss    

lunes, 10 de julio de 2017

BIZCOCHO VEGANO DE JENGIBRE


¡¡¡Buenos días!!! Sé que os prometí que no volveríamos a encender el horno hasta que no empezase a venir el fresquito, pero como en muchas partes de España el calor a dado un poco de tregua (cosa que aquí en Barcelona poco fresco hemos notado). He pensado en compartiros esta receta que formará parte con otras recetas de la que publicaré la próxima semana. Os avanzo que será la bomba lironda ( véase: una explosión de sabores y texturas).
Este bizcocho empezó un poco a modo experimento, ya que en uno de los montones de libros que tengo por casa ví una receta de un bizcocho de jengibre y pensé en hacerlo vegano (ya sabéis con nada de procedencia animal, sin huevo, lácteos, etc). Como el resultado final a sido sorprendente ya que ha salido un bizcocho esponjosísimo y riquísimo de sabor, no he dudado en compartirlo con vosotr@s y así me deis también vuestra opinión sobre la receta.

La receta no tiene dificultad aunque con las calores os aconsejo que lo preparéis por la noche para que no sudéis la gota gorda en vuestra cocina.
Si os guata visualizar las recetas, esta también la tenéis disponible en mi canal de You tube conjunto con otras que he ido preparando últimamente.



Os comparto una foto de una pequeña parte de los libros que tengo
 (en esta foto también hay libros de la biblioteca )  

Ingredientes

230 g de harina leudante
150 g de panela
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
2 cucharadas de sirope de agave
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela
150 ml de agua muy muy caliente
50 ml de aceite de oliva suave o de girasol

                                    Aquí una foto de lo esponjosito que quedó

Preparación

Precalentamos el horno a 180°.
En un bol grande pondremos la harina, la panela, el bicarbonato, etc. Todos los ingredientes secos. Mezclamos un poco para juntar los ingredientes.

Ahora añadiremos los ingredientes húmedos (sirope, agua caliente y aceite), iremos añadiendo estos ingredientes de uno en uno y cuando esté incorporado el primero añadiremos el segundo,así sucesivamente.
Prepararemos un molde rectangular bajo, de unos 17 x 25 cm, los que se suelen utilizar para los brownie y lo forramos con papel de horno. Vertemos la mezcla en el molde y alisamos la superficie con la ayuda de una espátula.

Horneamos unos 35 minutos.
Una vez hecho el bizcocho lo dejamos enfriar en rejilla.


Os comparto el link para que podáis disfrutar de la vídeo receta.



Millones de besos y nos vemos pronto.


PD: Este bizcocho formará parte de otra receta, así que si podéis guardad dos trozos ;-)
Besossss





domingo, 2 de julio de 2017

POLO DE LIMA Y GROSELLAS


Buenos días y feliz entrada de mes de Julio. Madre mía, que rápido pasa el tiempo que sin darme cuenta ya ha pasado medio año. Pero de momento vamos a seguir disfrutando de los meses que calorcito que aún nos quedan por delante y de las muchísimas tardes de piscina/playa.
¡Que os traigo hoy para "defendernos" de estas calores! pues unos ricos y refrescantes polos de lima con grosellas.
La receta es hiper-sencilla de preparar y tan solo tardareis unos 3 minutos en prepararla, si ya tenéis preparado de ante mano el sirope y si no sabéis como prepararlo en la receta anterior  ( polos flash) la tenéis o al final de este post en la vídeo-receta también encontrareis la receta del sirope.

Como no hay nada mejor que probar las cosas para saber si algo está bueno o no, os dejo con la lista de ingredientes de la receta, la preparación y al final del post la vídeo- receta,  para que los preparéis y me digáis que os han parecido.

Ingredientes

La ralladura de 2 limas
El zumo de 2 limas
250 ml de sirope o azúcar invertido
Agua de coco hasta llegar a los 250 ml
Grosellas frescas





Preparación

Lavamos y rallamos la piel de dos limas. Las mismas limas que hemos rallado les extraemos el zumo.
En una jarra medidora grande, ponemos el zumo de las dos limas y hasta llegar a los 250 ml añadimos agua de coco. ( la cantidad de agua de coco dependerá de la cantidad de zumo de lima que saquemos de ellas)
En esa misma jarra añadimos la ralladura de lima, el sirope y unas cuantas grosellas. Mezclamos.
En un molde para helados ponemos unas pocas de grosellas y vertemos la mezcla para los polos.
Le ponemos los palos o las tapitas que lleve el molde.
Llevamos el molde al congelador y dejamos que congelen hasta el día siguiente.


Consejos:

-Si vais a utilizar palos de polo, os recomiendo que los mojéis un poco en agua para que estos que peguen más al polo y no acabemos con el palo en la mano.
-Si no tenéis agua de coco podéis utilizar agua normal.
-Podéis añadir unas hojas de menta para darle un toque diferente.


Aquí os dejo la vídeo-receta. Es la primera vez que pongo voz en off en un vídeo (ufff que nervios) ya me diréis que os parece.



Nos vemos en unos días. Besosssss

martes, 27 de junio de 2017

POLOS FLASH O POLINES CASEROS



¡¡¡¡Buenos y calurosos días!!!
¿Que tal ha ido la verbena? ¿ Y los calores? Por aquí la primera parte bién, pero la segunda así asá☺.... Pero no os preocupéis  porque para luchar contra el calor  hoy os traigo una receta super refrescante, llena de colores y sabores.
Os acordáis de los polos flash, esos que iban y van en una especie de funda de plástico ( no se si se llamaran así es todos los sitios),  puesssss hoy os traigo una versión muchisimo más saludable e igual o podría decir que mejor.
Habitualmente en estos tipos de polos (la versión original) utilizan un sirope con sabor y agua, pero en esta receta utilizaremos fruta natural, la que más nos guste. De este modo podremos preparar sabores que no existen en la versión tienda y sobre todo sabremos lo que estan comiendo nuestros hij@s, que es algo que a los padres/madres nos preocupa mucho.

Yo os he propuesto tres sabores con diferentes frutas de temporada (bueno naranjas solemos tener todo el año), el resto de combinaciones o sabores os lo dejo en vuestras manos. Se suele poner la misma cantidad de fruta que de sirope y podéis aumentar la cantidad de polos, siempre que pongáis las mismas proporciones de ambos.
En este caso os saldrán 4 polos de cada sabor y la capacidad aproximada de cada funda es de 70 ml ( os enlazo donde poder comprarlas clicando encima de la imagen).


Vale, vale!!!! Estaries pensando.... Y el sirope ese como se hace? Pues ahora os lo explico y para que no tengáis ninguna duda os compartiré en YouTube la vídeo receta.
Ya que  finalmente os dejé sin receta la semana pasada he pensado en compensaros con adjuntaros la vídeo receta de esta y de las próximas recetas.

Vamos al lío que esta calor no me deja coordinar bién y me ralentiza el ritmo.

Ingredientes para el sirope

500 g de azúcar blanco
500 ml de agua

Preparación
En un cazo ponemos el azúcar y el agua.
Llevamos el cazo al fuego y lo dejamos hasta que la mezcla empiece a hervir. Controlando que el azúcar esté bién disuelto.
Cuando empiece a burbujear lo dejamos así un par de minutos y lo retiramos del fuego.
Dejamos enfriar por completo y lo conservamos en un bote hermético de cristal en la nevera.

Os recomiendo preparar el sirope el día antes, pero de todas maneras se conserva perfecto en la nevera durante 1 semana.





Ingredientes

·Sabor a melocotón
200 g de melocotón
200 ml de sirope o azúcar invertido
3 cucharadas de zumo de limón


·Sabor a kiwi
200 g de kiwis ( en mi caso e utilizado los de color amarillo)
200 ml de sirope o azúcar invertido
3 cucharadas de zumo de limón

·Sabor a naranja
200 ml de zumo de naranja
200 ml de sirope o azúcar invertido
2 cucharadas de zumo de limón

Preparación

En una batidora de vaso o con una batidora de mano, pondremos la fruta troceada, el sirope y el zumo de limón.
Batimos / trituramos hasta que obtengamos una "crema" fina.
Pasamos la mezcla a una jarra medidora para que nos sea más fácil rellenar las fundas de polo.
Abrimos la parte superior de las fundas y vertemos la mezcla hasta la linea que marca la funda. Cerramos las fundas y las llevamos al congelador toda la noche.

Ya tenemos nuestros polos flash listos para comer.

Os comparto el link para que podáis ver la vídeo receta. Nos vemos en unos días con otra refrescante receta.

Besossss.



lunes, 12 de junio de 2017

CUPCAKES DE CALABACIN


¡¡¡Buenos días hermosuras!!! Volvemos a estar por aquí después del pedazo de post que os publiqué el viernes pasado ( vaya chapa os pegué, aún os estaréis acordando de mí ).

( Véase la foto) Lo sé, lo sé que con el calorín que está pegando estos días no apetece encender el horno, pero esta receta estaba en el baúl del blog por aquellos meses donde la nieve abunda (febrero-marzo) y por consejo de mi hijo mayor os he publicado la receta. Pero prometo que esta será la ultima receta con horno, bueno quitando la receta de la coca de San Juan.
Cuando el  otro día estaba hablando con mi marido de que nuevamente retomaba el blog ahora que habían finalizado mis exámenes y se cerraba este semestre, mi hijo me interrumpió y me dijo:
Hijo- Mamá le hiciste fotos a los cupcakes aquellos que preparaste hace un montón de calabacín y las bolitas esas negras?
Yo- Si, porqué?
Hijo- Porque estaria genial que la compartieses en el blog ya que estaban tan ricos y eso que a mi no me gusta el calabacín. Pero seguro que a muchos les gustará ya que el calabacín es muy sano y dicen que ahora se lleva eso de comer sano.
Mi yo interior-  Este niño cada día me deja más alucinada, no sé ni que responderle.
 Mi yo madre- Bueno sano, sanooooo lo que se dice sano no llegan a ser los cupcakes, pero en este caso los daremos por sanos ;-)
Ahí queda esas conversaciones "profundas" madre-hijo.

Como habéis leído más arriba....si a mi hijo les gustan (y eso que no quiere ni oler el calabacín) es porque estan increíbles.
La receta está sacada del libro de Ivana de Cupcakes a diario, aunque he realizado algunos pequeños cambios en la receta pero estan igual de jugosos que la receta original. Os he dicho que amo ese libro, (seguramente un millón de veces) es un libro infalible para hacer cupcakes deliciosos.

El único inconveniente, si se puede decir eso, es que no he realizado fotos de los cupcakes de como quedan por dentro. Es una pena porque hasta que no hagáis la receta no podréis comprobar los esponjositos que están.

 

Ingredientes

130 ml de aceite de oliva suave
2 huevos L
180 g de harina
150 g de azúcar moreno
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de pasta de vainilla
1 pizca de sal
30 g de chocolate blanco
1 calabacín mediano rallado alrededor de 150 g
1 cucharadita de semillas de amapola

Ingredientes Buttercream

200 g mantequilla T.A
250 g icing sugar o azúcar glas
2 cucharaditas de pasta de violetas


Preparación 

La masa

Precalentar el horno a 180°
En un bol pondremos el aceite y el azúcar, batimos unos segundos con unas varillas de mano.
Añadimos los huevos uno a uno previamente batidos. Cuando se integre el primero añadiremos el segundo.
Incorporamos la harina y la levadura, previamente tamizada. Añadimos la pizca de sal y mezclamos hasta que la masa homogénea.
Fundimos el chocolate en el microondas en golpes de 20 segundos y lo añadimos a la masa juntamente con la pasta de vainilla.
Añadimos el calabacín rallado junto con  las semillas de amapola y acabamos mezclando con movimientos envolventes.
Preparamos una bandeja de cupcakes con las cápsulas y horneamos unos 20 minutos.
Dejamos enfriar unos minutos y colocamos los cupcakes en una rejilla para que acaben de enfriarse.

La buttercream

En el bol de la batidora pondremos la mantequilla a temperatura ambiente en cuadraditos. Batiremos con la pala hasta que blanquee y esté cremosa.
Tamizaremos el icing sugar o el azúcar glas. Mezclaremos un poco con la pala de la batidora la mezcla(pero esta estará para), pondremos la pala en la batidora y batiremos empezando con velocidad baja a llegar a velocidad alta.
Incorporamos las cucharaditas de pastas y seguiremos mezclando hasta que la mezcla esté homogénea.

Colocaremos la buttercream en una manga con la boquilla 2D o 1M ( la que más os guste).
Decoraremos los cupcakes y remataremos decorándolos con un trozo de chocolate blanco y semillas de amapola.



Ahora ya podéis disfrutar de la receta y nos vemos en unos días. Seguramente con un recopilatorio de cocas o puede que con alguna receta nueva de coca de San Juan, ya veremos.....

Os mango un montón de abrazos y besos desde mi pequeña cocina.
MUUUUUAAAAAAA.


viernes, 9 de junio de 2017

CUPACAKES DE LIMA Y COCO


¡¡Aquí estamos!! Después de casi  5 meses sin publicar ( ¡madre mía! se dice pronto....uffff 5 meses, casi 20 semanas, unos 150 días) sin moverme por mis redes sociales (actualizarlas), sin dar "señales" alguna y ahora por fín vuelvo a retomar mi rinconcito dulce.
No os podéis imaginar la pena que dá tener abandonado tú jobbie, ese ratito de evasión, tu distracción, tu momento de desconnexió y no tener a lo largo del día ni un solo minuto para poder ponerte frente del ordenador, no poder editar las fotos que has sacado a mil por hora,montar los vídeos o simplemente redactar las intros con las recetas.
Saber que el blog a cumplido 3 años y este año no he podido preparar nada para celebrarlo, ni una simple y rápida receta para decir ¡¡¡Ya són 3 añitos!!!. Te crea agobio, un nivel  de estrés para poder llegar a todo, también  una parte de frustración de pesar que otras personas pueden llegar a mil cosas y tú no puedes o mejor dicho, no quieres  ir como las locas. Así que llega un día en el que dices STOP, algo tengo que dejar aparcado durante un tiempo hasta que pueda retomarlo al 100% y darle la dedicación que tú le quieres dar.

Seguramente os estoy dando la chapa o brasa (espero que no )....pero creo que despúes de tantos meses os merecéis una explicación del motivo del mi ausencia o al menos a mi me gustaria recibirla de las personas a las que sigo.

Simplemente decidí centrarme en el nuevo semestre (de mis estudios) que me venia por delante despúes de volver a ser madre por segunda vez. Cuando tienes tu segundo hijo te das cuenta que el trabajo no se duplica sino que triplica o cuadriplica, de que se te había olvidado que el no dormir es algo excesivamente duro, que la lactancia materna es algo bonito pero muy muy dura y que hay días en los que se te hace cuesta arriba, como si estuvieses escalando el Himalaya.
Pero también te das cuenta que puedes dar mil gracias de que en su día se te cruzo y elegiste la persona indicada para que esos momentos de "flaqueza",  él te dé ese super chute de energía que en ocasiones te falta a lo largo del día.  Ese compañero de aventuras que elegiste para vivir esta preciosa vida que deseabas tener.

Hay momentos en la vida en los que te toca "elegir" o más bién se podría decir priorizar. Así que simplemente hice mi lista y paralicé las ultimas cosas de ella.
¡¡Ojo!! con esto no quiero crear  polémica, ni tampoco decir que mi marido no contribuya (el también a tenido que priorizar), ni que no disfrute haciendo lo que hago cada día (más que nada porque es lo que YO he elegido). Simplemente estoy reflejando cosas que en muchas ocasiones nos cuesta la vida sacar hacia fuera por la misma presión que nos sometemos nosotras mismas en la actualidad y decir ¡¡Jo....r yo no soy una Superwoman!! Ni tampoco tengo super poderes, ni tampoco puedo con todo.
Porque en esta sociedad pasamos de un extremo a otro. Y yo soy de esas personas que hace lo que quiere, no lo que debe hacer o lo que estípula la sociedad (no sé si me estoy explicando bién).

Ahora que ya me he quedado a gusto...... Quería dar la bienvenida a muchos que hace muy poco habéis empezado a seguirme por las diferentes redes sociales, así que bienvenid@s.


Ahora por fin pasamos a la receta, que lleva guardadas hace unas semanas en el blog.
Las fotos estan hechas deprisa ya que eran un encargo que me hicieron y casi ni me acuerdo de fotografiarlas. Pero como estaban tan ricas (sobraron una par y no las comimos), las incluí en recetas pendientes de el blog y como el sabor que tienen le dan ese toque refrescante para empezar a entrar en el modo veranito, he decidido compartirla antes de que empiece esa calor sofocante.


Ingredientes

La masa
3 huevos L
150 ml de aceite suave de oliva
200 g de azúcar
150 g de harina
70 g de coco rallado
1 cucharadita de levadura química (5g)
1 pizca de sal
100 ml de leche de coco
El zumo de 1 lima pequeña
Ralladura de 1 lima

Buttercream
2 cucharaditas zumo de lima
Ralladura de media lima
100 g de mantequilla T.A
300 g de azúcar glas tamizado
2 cucharaditas o puede ser alguna más de leche de coco

Preparación de la Masa

Precalentamos el horno a 170°.
En un bol ponemos el aceite y el azúcar. Batimos unos segundos a velocidad media, hasta que el azúcar se disuelva con el aceite.
Añadimos uno a uno los huevos previamente batidos. Por otro lado tamizamos la harina y la levadura química, reservamos.
Incorporamos el coco rallado, mezclamos un poco y añadimos la mitad de la harina tamizada (lo que habíamos reservado) con la pizca de sal. Mezclamos a velocidad baja unos segundos.
Añadimos el zumo de lima y la ralladura.
Añadimos la mitad de la leche y seguidamente la otra parte de harina. Incorporamos el resto de leche.

La cosa seria  harina- zumo/ralladura- leche- harina-leche

Preparamos la bandeja de cupcakes y las cápsulas. Con la ayuda de una cuchara de helados (también podéis usar una cuchara normal o una manga) rellenamos las cápsulas 2/3.

Horneamos unos 15-20 minutos. Para saber que estan hechos pinchar con un palillo y si sale limpio, estarán listos.
Dejamos reposar unos minutos los cupcakes en la bandeja y luego los pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.


Preparación de la Buttercream

En la batidora con la pala batimos la mantequilla hasta que blanquee.
Incorporamos el azúcar glas tamizado y con la batidora parada removemos un poco para que el azúcar no haga una nube de azúcar. Ahora ponemos a velocidad alta la batidora y batimos un par de minutos.
Añadimos el zumo de lima y la ralladura. Batimos unos segundos.
Incorporamos la leche de coco y si vemos que la crema esta muy espesa le podemos añadir un par de cucharaditas más de leche.
Cuando la mezcla este homogénea la pondremos en una manga con la boquilla 1M o la que más os guste y decoraremos nuestros cupcakes.

Como los cupcakes eran para un grupo de costureras los decoré con unos unos botones de fondant.


Durante estos días os iré compartiendo en redes sociales algunas de las cositas que he ido preparando durante mi ausencia y también empezaré con la recetas más veraniegas (postres sin horno, helados, batidos....). Seguramente subiré recetas a mi canal de Youtube, pero esto será poco a poco ;-)

Nos vemos la semana que viene  con una nueva y os mando millones de besossssss