CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 11 de septiembre de 2017

TARTA FRÍA DE LIMÓN Y COCO


¡¡¡Muy buenísimos días!!! Volvemos a la carga despúes de unas merecidísimas vacaciones de las que he disfrutado muchísimo pero descansar poca cosa (alguna fotillo os pondré por instagram).
Durante las vacaciones, en esos ratitos de los que puedes disfrutar de tí misma, me ponia a mirar los stories de instagram ( antes cuando tenia más tiempo me ponia a leer un libro) y me super enganché a los de MegaSilvita, en los que preparaba recetas en modo directo.  ¡Madre mía lo que he disfrutado con cada receta! algunas noches hasta soñaba con ellas. 
Con esta receta me he pasado más de 15 días babeando, tenia unas ganas locas de llegar a casa solo para meterme en la cocina y preparar esta receta.
Y como podéis comprobar lo primero que hice fue preparar esta rica tarta, bueno antes fui hacer la compra que esta la nevera bajo mínimos y me lié con la receta.


Es una receta muy  fresquita, ideal para el verano y para cuando apetece tomar algo diferente a un helado/granizado, etc. También la podéis tomar congelada a modo de helado pero yo decidí hacer la receta tal cual ella la preparó, aunque la decoración de mi tarta quedó una cacarruta a comparación de la de Sílvia. Como siempre las prisas hacen que las cosas no queden como una tiene en mente ( la niña que llora porque quiere que la cojas, el niño que quiere ayudar en el momento más inoportuno, por otro lado te llaman a la puerta y  empiezas a pensar que lo tendrías que haber dejado para otro momento pero ya es tarde porque ya la tienes medio decorada, mal pero decorada)  o como me dice mi marido, eres demasiado perfeccionista (siempre que me dice eso me viene en mente que lo dice para darme ánimos).

Incluso con es fiasco de decoración, la receta esta espectacular ,una combinación de sabores para quitar el sentío ( como dicen por Andalucía).
Os dejo la lista de ingredientes y también podéis ver la vídeo receta en mi canal de YouTube.


Ingredientes
·Base
20-22 Galletas tipo María 
80 g de mantequilla

·Relleno
500 g de queso mascarpone
150 g de queso philadelphia
150 g de azúcar
85 g de chocolate blanco
80 g de coco rallado
ralladura de un limón

·Curd de limón para la superficie
3 huevos y 2 yemas
ralladura de 1 limón
118 g de zumo de limón (unos 3 limones)
200 g de azúcar
150 g de mantequilla



Preparación

Empezaremos preparando la base para nuestra tarta.Para ello trituraremos las galletas con la ayuda de un procesador de alimentos o de una bolsa zip y un rodillo.Cuando las tengamos bién trituradas derretimos la mantequilla y la añadimos a las galletas, con la ayuda de una espátula mezclamos hasta obtener una consistencia arenosa ( como de arena mojada).
Engrasamos un molde desmontable de unos 15 cm (también podéis utilizar uno de 18 cm), para facilitaros el desmoldado podéis poner papel de horno en la base y papel de acetato en las paredes ( yo de este ultimo no tenia y para el desmoldado me costó un poco más sacar la tarta intacta).
Vertemos la mezcla de galletas en el molde y con la ayuda de un vaso o de una espátula, iremos apretando las galletas al molde para obtener nuestra base de galleta y llevamos el molde a la nevera mientras que preparamos nuestro relleno.


Ahora vamos a por el relleno. En un bol colocamos los quesos y el azúcar, con la ayuda de unas varillas eléctricas o con nuestra batidora mezclamos durante unos segundos. Por otro lado derretimos el chocolate, lo dejamos reposar unos segundos  y lo añadimos al bol.
Agregamos el coco rallado y la ralladura de limón, mezclamos unos segundos hasta obtener una mezcla homogénea.
Sacamos el molde de la nevera y vertemos el relleno en la base de galletas. Llevamos nuevamente a la nevera un mínimo de 2 horas.



Solo nos queda preparar la curd de limón que será nuestra superficie de decoración.
En un cazo pondremos los huevos, las yemas, el azúcar....en pocas palabras, todos los ingredientes y los llevaremos al fuego hasta que espese. Para que no se queme poner a fuego medio-bajo y remover constantemente.
Cuando su consistencia sea la correcta ( cuando pasemos el dedo por la cuchara y deje surco, esta será la consistencia correcta), la pasamos por un colador fino y la dejamos enfriar a temperatura ambiente. 

Cuando este fría vertemos unos 250/ 280 g de curd por encima del relleno de nuestra tarta y alisamos la superficie con una espátula para que quede lisita. Llevamos la tarta un mínimo de 6 horas a la nevera o si es gustan más las tartas heladas la podéis llevar al congelador.

Decoramos con nata y virutas de chocolate blanco ( A mi la decoración me quedó de aquella manera, entre idas y venidas vigilando a los críos....ya sabéis).




Me despido hasta la próxima receta mientras que me como el último trozo de esta jugosa tarta, nos vemos la semana que viene con una nueva receta.

Besosssssss

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.