CSS Drop Down Menu by PureCSSMenu.com

lunes, 29 de enero de 2018

GOFRES: MI RECETA FAVORITA


¡¡¡Buenos días galleter@s!!! Estamos a punto de finalizar el primer mes del año y para mi este mes tiene este punto de amor- odio, supungo que a much@s os pasará lo mismo.
Amor....... porque en este mes nacieron dos de las personas más importantes de mi vi (mi Madre y mi Marido). Y odio..... la verdad que mucho odio no hay, yo diría más bien pereza, pereza a retomar los estudios, pereza a los exámenes finales, la vuelta a la rutina, esas pequeñas cosas que nos parecen Tannnn grandes y la vez son tannnn minúsculas.

El motivo de que esta semana os traiga esta receta es muy sencillo. En casa cuando llegan cumpleaños o celebraciones especiales (algunas nos las sacamos de la manga) donde no me da el tiempo y la vida a preparar una espléndida tarta, me marco o al menos lo intento un super desayuno.
Ahora estaréis diciendo, si vale......no te enrolles y ves al grano que por las fotos ya nos imaginamos algo.

Venga voy al lío, la cosa va así..... Habitualmente la noche antes me dejo preparada la masa de los gofres y la dejo toda la noche en la nevera, como lleva muy poca levadura química suele aguantar muy bién durante varios días ( en casa como mucho a llegado a  2 días). A la mañana siguiente me levanto más temprano  y pongo a calentar una especie de sadwichera que compré en  lidl que lleva 3 clases de placas (gofres, sandwich y grill) que por cierto creo que esta semana esta a la venta ( os enlazo por si os interesa y queréis comprarla.......Gofrera Lidl ) pero podéis utilizar la que tengáis y si no tenéis....... Muy sencillo ponéis a calentar una sartén pequeña, que no se pegue y la engrasáis un poco con mantequilla, vertéis en el centro de la sartén un par o tres de cucharadas grandes de masa y las hacéis como tipo pancakes, no serán gofres pero al menos tendrán ese sabor de gofre.

Para mi esta receta es mi favoritísma, he probado un montón de recetas y esta tiene el punto exacto....no está excesivamente dulce, es esponjosa, no esta dura, ni chiclosa, es una receta rápida y sencilla.
Así que como todo lo que me encanta siempre lo comparto, esta no podía ser menos.




Pues como os decía, es la manera de celebrar y como de empezar con buen pie el día el cumpleañero y los no cumpleañeros.
Los gofres los suelo acompañar con fruta, frutos secos y chocolate negro derretido, pero vosotro@s podéis acompañarlos con lo que más os guste. Os dejo una lista de sugerencias, algunas un poco menos sanas.

- Sirope de fresa casero
- Dulce de leche
- Nata montada
- Helado de frutas casero
- Helado de vainilla
- Plátano chafado o a rodajas
- Chocolate blanco
-Toffe casero
-Etc.

Como al final de la receta os comento, lo que yo suelo hacer es preparar diferentes frutas a trozos, diferentes frutos secos y salsas. Las pongo en el centro de la mesa para que cada uno le ponga lo que más le guste, así como a modo de toppings.
También os comento que esta semana también tenéis la receta en formato vídeo por si os surgen dudas durante la preparación.


Ingredientes (10-12 gofres)

500 g de harina
220 g de azúcar
1 cucharadita de vainilla en extracto o pasta
5  huevos
400 ml de leche
200 ml de aceite suave de oliva o de girasol
2 cucharaditas de levadura

Fruta para acompañar
Chocolate para acompañar
mantequilla o spray desamoldante para engrasar las placas.




Preparación

En un bol o recipiente grande batimos los huevos hasta que estén espumosos, añadimos el azúcar y la vainilla.

Agregamos el aceite sin dejar de batir. Seguidamente incorporamos la mitad de harina y la mitad de la leche.
Seguimos mezclando, cuando estén mezclados y sin grumos añadimos la otra mitad de harina, la levadura y la otra mitad de leche. Mezclamos hasta que obtengamos una mezcla homogénea y sin grumos.

Preparamos nuestras placas o gofrera ( en mi caso utilizo como una especie de sadwichera que se le pueden cambiar las placas en tres modalidades.....sandwich, gofres y ) engrasamos bién la gofrera con la ayuda del spray para moldes o con mantequilla.

Vertemos unas 3 o 4 cucharadas de masa en cada "orificio" ( la cantidad dependerá de lo grande que sea vuestras gofrera) y la cerramos. En mi caso cuando la luz se vuelve a encender en verde estarán listas, esto dependerá del tipo de gofrera (creo que unos 3 minutos).

Sacamos nuestros gofres, los ponemos en el plato y decoramos con chocolate derretido, fruta a trozos, frutos secos, etc. Esto dependerá del gusto de cada comensal.

En casa suelo poner todos los topings en el centro de la mesa y así cada uno se lo hace a su gusto.






Espero que os encanten tanto como me gustan a mi y nos vemos la próxima semana.
Besossss.





lunes, 22 de enero de 2018

TARTA DE QUESO RÚSTICA CON FRUTOS ROJOS


¡¡¡Buenos días galleter@s!!! Para esta semana os traigo una receta que está dividida en diferentes preparaciones o elaboraciones y aunque esto os pueda hacer tiraros para atrás en un primer momentos, os aseguro que a la hora de prepararla os será o parecerá la cosa más sencilla.

¿Porque le he  puesto el adjetivo Rústica? Muy sencillo, porque esta hecha a la ligera sin mezclar en exceso y porque se puede hacer sin la necesidad de utilizar batidoras eléctricas. También por que no es la típica que cuando la tenemos lista o horneada le ponemos la decoración de mermelada de frutas o coulis de frutas, sino que todas las preparaciones  van juntas al horno y tampoco lleva una base de galleta, sino una mezcla que la hacen más de ese estilo.
En este punto tengo que hacer una breve inciso o paréntesis. 

"En el caso que tengáis la fruta fresca no hará falta hacer la preparación 3 en el fuego. Simplemente os recomiendo triturar los frutos rojos levemente con el turmix, colocar sobre la tarta de queso y colocar a trocitos la mantequilla por toda la fruta"

La textura es exactamente igual que la tradicional tarta de queso pero con menos "complicaciones", pero al hornear todas las preparaciones juntas hace que los frutos rojos se incorporen mejor a la tarta.

El único fallo que le puedo poner (que en este caso fue mio porque las ansias siempre me pueden) que lo tendría que haber dejado enfriar por completo en el horno para que no bajase de altura y acabase quedando un poco (bastante) chafado del centro.
Para la próxima, me lo recordaré en forma de mantra e intentaré controlar esa ansia viva.


Esta receta también la tenéis disponible en formato vídeo en el canal de Youtube, como siempre al final de post os pongo la ventanita con el vídeo.


Ingredientes para molde de 15 cm

*Preparación 1

180 g de harina
8 g de levadura química
100 g de azúcar
20 g de mantequilla a trozos

*Preparación 2

250 g de queso tipo philadelphia o similar
120 g de leche condensada
2 huevos
ralladura de media mandarina
1/2 sobre de azúcar avainillado

*Preparación 3

200 g de frutos rojos congelados o frescos
50 g de mantequilla
1/2 sobre de azúcar avainillado (el que nos ha sobrado en la preparación anterior)



Preparación

Pre calentamos el horno a 180 º.
Preparamos nuestro molde forrándolo con  papel de horno. Para ello engrasaremos el molde y colocaremos el papel de horno bién adherido a las precedes del mismo.

*Preparación 1

En un bol mezclamos la harina, junto con el azúcar y la levadura. Reservamos para más adelante.

*Preparación 2

En el bol de la batidora, batimos el queso junto con la leche condensada hasta que obtengamos una textura cremosa.
Añadimos la ralladura de mandarina, el azúcar avainillado y el huevo levemente batido.
Reservamos para más adelante.

*Preparación 3

En un cazo pondremos nuestros frutos rojos junto con la mantequilla y el azúcar avainillado. Calentaremos hasta que se evapore todo el agua de los frutos y empecemos a tener como una especie de coulis con tropezones.
Dejaremos enfriar o que alcance temperatura ambiente.


Ahora nos pondremos a alcance las 3 preparaciones (la de harina), junto con el molde.

En la base del molde pondremos la mitad de la preparación 1 y con la ayuda del culo de un vaso prensaremos dicha preparación.

Ahora verteremos la preparación 2 (la del queso)  ayudándonos con una espátula, para que quede homogénea en todo el molde.

Cubrimos toda la preparación 2 con el resto de la preparación 1(la otra mitad de harina), haciendo como una especie de base superior arenosa (os enlazo vídeo de la receta). Alisamos la superficie, pero sin aplastar. 
Ponemos los 20 g de mantequilla a trocitos por toda la superficie y repartimos de manera homogénea toda la preparación 3, podemos ayudarnos con una espátula para que no se mezclen las dos preparaciones.

Horneamos 50 minutos.

Dejamos enfriamos por completo dentro del horno, ya que esto nos ayudará a que nos quede una tarta más equilibrada (cosa a mi se me olvidó).

Cundo ya la tengamos a temperatura ambiente la introducimos en la nevera durante toda la noche o un mínimo de 6 horas.

Y ahora solo nos queda pegarle un buen corte y probar nuestra deliciosa tarta.






Aquí tenéis como siempre la ventana con el vídeo, por si os surge alguna duda. Pero siempre os digo que me podéis escribir para cualquier consulta o duda.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.

Besosssss.




lunes, 15 de enero de 2018

GALLETAS DE PISTOLA O DANESAS


Buenos días, esta es la primera receta del año y no era justamente con la primera receta que quería abrir el año. Pero tampoco quería empezar el año teniendo según que noticias y por desgracia ha empezado así.

Mirad que este año me había prometido a mi misma no hacer un post de reflexión sobre el año que hemos dejado atrás y tampoco quería hacer un post con los propósitos que me gustaría alcanzar este año. Pero por circunstancias personales esta semana todo me ha soplado en la cara, como de un huracán o tsunami se tratara  y me ha hecho reflexionar de una manera que hasta el momento no lo había hecho.

Cuando uno es joven piensa en luchar, en el ahora, en criar a sus hijos....... y no piensa que la vida se te puede ir o escapar en tan solo un suspiro. Esta semana por desgracia he tenido que despedir a un amigo de la infancia con tan solo 32 años, una persona noble, de gran corazón, sano, trabajador, carismático, empático y mil adjetivos más lo podrían describir. Y me ha hecho para, respirar, ponerme frente al espejo y hacerme ver que la vida puede ser tan incontrolable, y al mismo tiempo tan corta. Que en muchas ocasiones el estrés me hace no darle valor a esas pequeñas cosas que te pasan acariciándote sutilmente y uno no se para a sentarse para sentirlas, disfrutarlas y vivirlas como únicas.

Y después de la reflexión me vino esta receta a la cabeza, era como una manera de sentarme con vostr@s y como de tomarnos ese té/café/chocolate mientras mantenemos las típicas conversaciones que van fluyendo entre amigos,esas que acaban convirtiese en profundas, beneficiosas y hasta reflexivas. Es como una manera de sentarnos y hablar (podéis dejar si os apetece algunas de vuestras reflexiones en comentarios que estaré encantada de leerlas).

Estas galletas son como las típicas que se toman con el té/café/infusiones en las reuniones familiares de sobre mesa. No se si os acordareis de las típicas galletas aquellas que venían en una lata azul separadas en también las típicas cápsulas blancas de magdalenas, no recuerdo la marca pero en mi casa siempre que habían reuniones familiares, con amigos, etc acaban sobre la mesa mientras aparecían esas grandes conversaciones.


Ahora os dejo con la receta y en mi canal o más abajo podréis ver un mini vídeo de como utilizar la pistola de galletas para que os salgan perfectas. La mía la compre en Lidl y la verdad que para lo que me contó no tiene nada que envidiarle a la de grandes marcas reposteras.

Espero que disfrutéis de la receta y de buenas conversaciones en este 2018.

Ingredientes

120 g de azúcar glas
200 g de mantequilla
300 g de harina
1 huevo
1 cucharadita de vainilla
2 cucharaditas de leche



Preparación

En el bol de la batidora con el accesorio pala batimos la mantequilla hasta que quede cremosa. Incorporamos el azúcar glas y batimos a velocidad mínima para que no se forme una nube de azúcar. Añadimos el resto de ingredientes; el huevo levemente batido con la vainilla, la harina y por ultimo la leche.
Pre calentamos el horno a 175 º.

Preparamos la pistola para galletas (os pongo un mini vídeo de como utilizarla), la rellenamos y preparamos un par de bandejas de horno (las bandejas la dejamos tal cual... sin papel de horno, sin engrasar, etc).

Ponemos la pistola en  vertical y pegada a la bandeja, hacemos un clic esperamos 2 segundo y levantamos. Dejamos una separación entre galleta y galleta de un dedo.

Cuando tengamos nuestra bandeja llena de galletas la llevaos al horno unos 11 minutos.
Una vez hechas las dejamos reposar unos minutos en la bandeja, cuando estén frías las conservaremos en una lata.



Consejos:

-No hace falta refrigerar la masa.
-Para hacer la versión chacoloteada bastará con sustituir 20 g de harina por la misma de  cacao puro.
-En el caso que no tengáis una pistola de galletas podéis hacerlas con una manga pastelera junto con la boquilla 1 M de wilton. Podeis hacer los mismo que con la pistola o también podéis realizar pequeños círculos.
-Si las realizáis con la maga, la masa os quedará más gruesa así que habrá que aumentar el tempo de horneado
-En el caso de vuestros horno trabaje con temperaturas exactas, ej: 170º tendréis que aumentar los minutos de horneado.







Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besosssss.